La Reforma a la Ley de Inmigración

Un camino responsable para la Residencia Legal

La más económica y efectiva manera de resolver la situación y el crecimiento de inmigrantes indocumentados en nuestra nación es implantar un sistema de identificación foto/huella único para toda persona que viva en los Estados Unidos de América.

Más allá de la barrera física de seguridad o cualquier otra que coloquemos en nuestras fronteras, la reforma al programa de Inmigración debe servir para múltiples propósitos:
 Un efectivo cierre de fronteras del país a la Inmigración ilegal
 El final de emplear trabajadores indocumentados
 El final de la evasión del pagos de impuestos en la nomina, Medicare, Seguro Social y Pagos de Seguros para los trabajadores.
 El rescate de nuestras escuelas, hospitales y servicios médicos, sobrecargados de demandas en el servicio por un inefectivo censo de los residentes indocumentados para las proyecciones financieras.

En la actualidad, la forma I-9 del empleo verifica las nuevas contrataciones para un empleador de buena fe, pero no hace nada para hacer frente a los millones de trabajadores que, debido a que no son residentes legales, son tiranizados por el temor a ser reportados y a la deportación, que les obliga a aceptar salarios mal pagados, en lugares que no cumplen con las normas laborales y riesgosos para la salud. Debido a que son indocumentados y pagados “debajo de la mesa ‘ ellos no tienen recursos médicos si están heridos o mutilados en el trabajo, ya que no están incluidos en cualquier programa de Compensación para Trabajadores.

Aquellos que contratan a trabajadores indocumentados realizan una serie de daños y perjuicios a nuestro país. El más obvio es que los residentes legales son ignorados para las oportunidades de empleo. Además, el empleador no está contribuyendo a las bases de impuestos locales y federales, porque nunca se materializan empleados indocumentados en los libros de la empresa. Por último, esta práctica alienta aún más a los inmigrantes a cruzar las fronteras ilegalmente. En diciembre de 2011, Julián Aguilar de la Tribuna de Texas declaró:

“En la actualidad hay 10,2 millones de adultos inmigrantes ilegales en el país y otro de 1 millón de menores ilegales, según los datos publicados este mes por el Centro Hispano Pew. El centro estima que el 35 por ciento de los adultos han estado en el país 15 años o más, comparado con el 16 por ciento en el 2000. Por el contrario, sólo el 15 por ciento han estado en el país cinco años o menos, en comparación con el 32 por ciento en el año 2000. ”

Eso es 10 millones puestos de trabajo posibles en este país, lo que equivale a toda la población del estado de Michigan, que no contribuyen a los ingresos fiscales, que no tienen ningún recurso si sus empleadores los maltratan, que no pueden obtener atención médica si se lastiman en el trabajo. 10 millones trabajan por salarios muy por debajo del mínimo federal, obligados a vivir en la pobreza, criando hijos vulnerables para ser seducidos por las drogas, la delincuencia de las pandillas y la violencia.

Una tarjeta de identificación nacional, sería requerida siempre que cualquier persona solicite empleo. Esta tarjeta permitiría verificar el status del empleado y podría tener códigos de color o cualquier otro método para mostrar si el futuro empleado es actualmente un ciudadano, residente legal o un inmigrante matriculado en el proceso de obtención de certificado de residencia legal en los EE.UU. Para una persona con petición legal de residente en proceso no se le negaría el empleo, pero sería necesario que, junto con la norma federal, las deducciones estatales y locales sobre la nómina del empleador canalizara entre el 5% al 15% (basado en la tasa de pago) antes de impuestos los sueldos de ese empleado en una fondo especial llamado Fondo para Residencia de Inmigrantes o de IRF que se ha constituido para sufragar los gastos de proceso de inmigración de los empleados. (En este momento, por ejemplo, el gasto combinado de residencia permanente en EE.UU., la ciudadanía y la autorización de trabajo es de aproximadamente US$ 2.000). Habrá un cargo adicional de $ 700 recolectados por habitante que se repartirán 80/20 entre la localidad de su residencia y su respectivo Estado para ayudar a pagar los programas educativos y médicos que históricamente han llevado a la carga financiera de la prestación de servicios para estos “invisibles” residentes.

Inmigrantes ilegales registrados serían legalmente elegibles para solicitar la licencia de conducir, pólizas de seguros, aplicación para universidades, préstamos, etc, No podrían ser elegibles sin embargo, para recibir asistencia social o las prestaciones por desempleo hasta después que su proceso de residencia de inmigrantes se ha completado. Los servicios médicos sin seguro, si es necesario antes de la finalización de residencia, también se pagaría de su Fondo de Residencia de Inmigrantes hasta, pero no más allá, el agotamiento de los recursos del fondo.

Residentes adultos de inmigrantes no registrados en busca de servicios médicos, no les será negado la prestación del servicio pero se enfrentan a la deportación inmediata después que esos servicios han sido prestados.

La información del registro de identificación, IRP, se mantendrá en una base de datos nacional y la información sería verificable por internet o por teléfono. Así, el proceso también proporciona un elemento de disuasión para los empleadores que tratan de eludir el salario adecuado y pagos fiscales. Los empleadores estarían obligados a verificar la información suministrada por el solicitante antes de la fecha de inicio del trabajo: los empleadores que ignoran el proceso de verificación o que contratan a inmigrantes indocumentados sería multado con 10.000 dólares por la primera vez, US$ 20.000 para el segundo caso, $ 30.000 para el tercero, y así sucesivamente.

Este proceso se aplica a cualquier empleador, incluidas, por ejemplo, los propietarios que contratan a trabajadores con contratos para trabajos de mantenimiento de la construcción o en el hogar. Debido a que los propietarios de viviendas a menudo contratan a empresas para un servicio en lugar de contratar personas para cada trabajo que se requiere, la empresa estaría obligada a proporcionar copias de las cartas del registro de afiliación para todos los trabajadores en el proyecto y el propietario estaría obligado a tener dichas copias de registro para cada uno de los trabajadores que estén en el proceso. En cualquier caso, los propietarios no pueden reclamar una deducción de impuestos por los trabajos realizados en su casa si no proveen copia de la información del status de sus trabajadores en su contrato. Una vez más, una multa progresiva de US$ 10.000 se aplicaría por cada ocurrencia. Los pagos de multas recolectados se repartirían a partes iguales entre la comunidad local y su estado.

Los inmigrantes indocumentados que no se registren en la fecha especificada una vez que el programa este en marcha y que no proporcionen la identificación biométrica foto/ huellas se enfrentan a la deportación inmediata, sin ninguna oportunidad futura de volver a EE.UU..

Una vez que el marco de los registros individuales se establece el Servicio de Inmigración (Immigration and Naturalization Service) y el DHS (Departamento de Seguridad Nacional) se haría cargo de la asignación de los fondos para las verificaciones de antecedentes, gastos de solicitud y entrevistas. Los solicitantes deben seguir pagando al fondo hasta el momento en que se complete el proceso de solicitud, se apruebe su residencia legal y todos los gastos de estos servicios hayan sido cubiertos.

Mientras transcurre el proceso, los inmigrantes hallados culpables de crímenes violentos, perderían su dinero de afiliación y enfrentarían el juicio para cárcel, deportación, o ambas cosas. Cualquier intento de cometer fraude contra el sistema de registro también daría lugar a la deportación inmediata y la aplicación de las multas correspondientes. Los residentes legales y ciudadanos estadounidenses que tratan de engañar al sistema se enfrentan a cargos penales, multas y encarcelamiento.

Una vez registrado, la población indocumentada de nuestro país puede salir de debajo de las sombras y contribuir abiertamente a nuestra sociedad. Como nación, los Estados Unidos pueden seguir representando ante el mundo que le damos la bienvenida y valoramos a todos aquellos que desean adoptar legalmente a los Estados Unidos como su hogar.

PREGUNTAS MAS FRECUENTES

P: ¿Cómo va esta reforma a evitar que extranjeros entren en el país como ilegales?
R: No lo evitaría, pero que se requiera la condición de residente legal para poder trabajar en los EE.UU. va a eliminar el incentivo que vengan ilegalmente y muy pocos querrán arriesgarse a la deportación permanente si se detecta.

P: ¿Por qué tengo que tener una identificación con fotografía para que así los inmigrantes ilegales puedan convertirse en residentes legales?
R: Muchos países modernos utilizan un mismo tipo de sistema de identificación. Nuestras tarjetas actuales del Seguro Social son fácilmente falsificadas, lo que facilita el robo de identidad. Esta sola identificación biométrica foto /huella ID aborda simultáneamente muchos problemas.

P : ¿Esto reemplazará a la tarjeta de la seguridad social?
R: No necesariamente, pero esta tarjeta biométrica añade una capa adicional de protección contra el robo de identidad. Además, sería aceptada para cumplir los requisitos de identidad necesarios para obtener un número de seguridad social.

P: ¿Cuánto sería el costo de la tarjeta y que tendría que tener uno?
R: La tarjeta podrá ser expedida por la oficina local de USPS, que estaría encargada de la recolección y el envío de datos al Servicio de Inmigración y el DHS para su procesamiento en la base de datos nacional. No habría ningún costo inicial para el solicitante ya que desde el inicio de este proceso se ahorrarían millones de dólares en ingresos fiscales no percibidos en la actualidad. El gobierno federal reembolsará a la oficina de USPS una cantidad nominal para cubrir los costos por este servicio.

P: ¿Por qué no emitir un pasaporte a todos?
R: Los pasaportes son expedidos desde el país de ciudadanía, son demasiado grandes para llevar en la billetera y son altamente susceptibles al daño.

P: ¿Qué impediría que alguien imprimiera documentos de identidad fraudulentos?
R: La actual ‘tarjeta verde’ que se emite para los inmigrantes legales es muy difícil de falsificar. Como es una foto con impresión de todas las huellas de las manos, esta tarjeta de identificación sería mucho más difícil de falsificar.

P: ¿Pueden los inmigrantes ilegales en proceso de obtención de personalidad jurídica entrar y salir cuando les plazca dentro y fuera de los EE.UU.?
R: No – una vez que han iniciado el proceso, tendrán que permanecer en los Estados Unidos. Como no son aun residentes legales, el cruce de fronteras de Estados Unidos en uno u otro sentido sería ilegal. Por lo tanto, al hacerlo se pierden todos los progresos y los fondos pagados en el proceso de residencia hasta la fecha.
P: Muchos inmigrantes ganan solo el salario mínimo. Usted espera que aporten una parte de su dinero y además paguen los impuestos? No es poco realista?
R: Dado que nadie está protegiendo sus derechos en la actualidad muchos ganan muy por debajo del salario mínimo ya. Este programa es un camino hacia la residencia legal de EE.UU. o la ciudadanía y el registro de afiliación es una manera de asegurarles que reciban al menos el salario mínimo federal. Sí, existe un costo adicional antes de la deducción de impuestos para su afiliación IRF, pero aun así, ellos van a ganar más que los insignificantes $3,00 o $ 4,00 US por hora que actualmente pueden ganar los trabajadores indocumentados. En general, las recompensas superan con creces los sacrificios.

P: ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para conseguir su status legal alguien que tiene su salario embargado?
R: Eso depende de cuánto ganan. Cuanto más ganan, más rápido sus necesidades de financiación del PIR serán cumplidas. Y como con las deducciones fiscales actuales (como se muestra en el formulario W4) pueden optar por tener una cantidad adicional sobre el mínimo requerido deducirá si así lo desean para acelerar cumplimiento de esta obligación.

P: Tengo todo el dinero para cubrir mis gastos IRP ahora – puedo pagar por adelantado?
R: Sí – Usted puede pagar por sí mismo o cualquier miembro de su familia cuando usted se registra

P: Tengo hijos que nacieron aquí después de que yo entre ilegalmente. ¿Estarán obligados a pagar la misma cantidad para su proceso de IRP?
R: No, si el nacimiento tuvo lugar después de un año de la entrada de la madre en los EE.UU. De lo contrario, sí.

P: ¿Cómo voy a ser capaz de demostrar mi entrada a los Estados Unidos?
R: Visas caducadas, recibos de facturas residenciales con el nombre y dirección completos (recibos de renta, cuentas de electricidad, etc.) La determinación final de los documentos que son aceptables los decidirá el Servicio de Inmigración y el DHS.

P: ¿Cuándo requieren los residentes y ciudadanos obtener esta identificación?
R: Todos los adultos y los niños en edad escolar requieren la obtención de la tarjeta de identificación. Los niños al entrar en preescolar o jardín de infantes tendrán que presentar sus documentos de identidad de la misma manera que se verifica su registro de vacunación antes de la inscripción. La identificación foto// biométrica de datos se actualizará a la edad de 16, 25, 45 y 65.

P: ¿Tengo que llevar esta nueva identificación conmigo en todo momento?
R: Por supuesto que no – sólo cuando usted se presenta para un empleo, para la admisión de la escuela y para los servicios médicos. A usted – por ejemplo – no se le pedirá durante paradas de tráfico de rutina. Sin embargo, se le puede pedir para verificar que se haya registrado y que tenga una identificación válida en un juicio o un tribunal.

P: ¿Esta idea será promover la discriminación, porque los propietarios no quieren molestarse con este proceso y el riesgo de una multa.
R: Sin esta foto / identificación biométrica, los trabajadores indocumentados están agravando su situación de ser ilegales con la de trabajar de manera ilegal. Los propietarios que contratan a trabajadores indocumentados suelen garantizar al trabajador se le pagará un salario inferior al legal federal y los impuestos no recaudados de estos “fuera de los libros de los empleados realmente hacen daño a la comunidad. El ID al mismo tiempo elimina estos problemas y pone a los extranjeros indocumentados en un camino legal para la residencia permanente. La mayoría de la gente estará encantada de saber que usted y ellos están cumpliendo con la ley.

Q: En principio esto suena como una buena idea, pero me preocupa que nos lleva a una especie de estado policial “Gran Hermano” – ¿cómo no?
R: No existe una solución perfecta a este problema epidémico. Hay millones en la actualidad aquí en los EE.UU. ilegalmente. Millones de personas que viven por debajo del radar, sin salarios justos y sin la protección de nuestras leyes. Millones de personas que podrían estar legalmente contribuyendo a nuestra sociedad y que no lo hacen.

Por otro lado, hay millones de empleadores que actualmente le roban al sistema mediante la contratación de mano de obra barata y evadiendo impuestos. Impuestos, pagos de Medicare, Seguro Social y los seguros de pólizas para los trabajadores, al no reportar adecuadamente sus empleados y sus respectivos salarios.

Ampliando nuestro enfoque, ninguno de estos residentes indocumentados son contados en los censos y por lo tanto no están representados en cualquier planificación del presupuesto comunitario, estatal y federal y esto le da una idea de la dimensión tan grande que representa este problema.

La única forma justa para frenar las pérdidas causadas por todos los lados de este problema consiste en establecer un programa nacional de identificación que confirme la situación jurídica de todos los ciudadanos de EE.UU. y de sus residentes. Esto garantizará los derechos y libertades a todos, incluidos los de los actuales inmigrantes indocumentados que no los disfrutan.

En resumen, los beneficios del Programa de Reforma de la Inmigración proporcionará a todos los ciudadanos y residentes estadounidenses superan con creces cualquier inconveniente o sensaciones de malestar percibidas de todos los involucrados.